Un seguro simple, cercano y completo

Un seguro simple, cercano y completo

Claudia Gizela Sosa Ascencio

Cuidar nuestra salud y mantenernos san@s nunca es cosa fácil, especialmente en México. Existen muchas barreras para hacerlo, entre la poca disponibilidad de los servicios públicos y los precios inaccesibles de los privados, es así que tener un balance en salud y poder atendernos cuando lo necesitamos, se vuelve muy complicado.

Hace mucho tiempo conocí a una señora en unos cursos para familiares de personas con trastornos mentales. Su familia estaba conformada por su esposo y sus dos hijos, todos ellos con una enfermedad mental, y ella, aunque con pocas posibilidades económicas para resolverlo, tenía muchas ganas de entender la situación y salir adelante.

Esa experiencia y conocer cómo vivía las dificultades de su día a día me hizo preguntarme de qué forma las personas como ella podían estar mejor porque desafortunadamente no es la única que se encuentra en un momento complicado de desconocimiento, desconfianza y falta de dinero.

He visto gente, sin importar su situación social o nivel educativo, vivir estas experiencias. La mayoría de los mexicanos alguna vez hemos tenido que pedir una segunda o tercera opinión médica porque no terminamos de confiar en un doctor o porque de plano no queremos endeudarnos. Se vuelve complicado y desesperante saber que te acaban de diagnosticar un padecimiento y sentir que no puedes hacer nada, posiblemente por miedo o por no tener los recursos para pagar una urgencia médica.

El panorama se ve así: actualmente existen muchas personas que están activamente tratando de cuidarse para sentirse mejor y al mismo tiempo se topan con un escenario complejo. ¿Qué opción tienen ell@s para cuidar su salud sin que el problema los aleje o lo ignoren?

Es aquí donde entramos nosotros al crear un seguro de salud que quiere abrir las puertas a que más personas conozcan una nueva forma de cuidarse, basado en un plan para derribar esta barrera de acceso que parte de tres pilares (la brújula de todo lo que hacemos y para lo que trabajamos a diario): simple, cercano y completo.

Simple

La primera barrera para comprar o usar un seguro es entenderlo. Desafortunadamente, los seguros tradicionales se caracterizan por hablar un idioma raro y por tener dinámicas muy complicadas que parecen hechas así a propósito.

En Sofía trabajamos constantemente para poder expresarnos con un lenguaje más claro y entendible. Tratamos de reducir los procesos redundantes o engorrosos para que solicitar un servicio de salud –cualquiera que necesites–, sea una experiencia fácil y no una preocupación más. Hablamos directo porque al entender cómo funciona tu seguro, sí lo vas a poder usar para estar bien.

Cercano

La salud es algo extremadamente personal e íntimo. No es un tema de conversación ordinario como el clima o qué regalos compraste en Navidad. Cuando necesitas un doctor o tienes una urgencia, lo más importante es que tengas un experto a tu lado, que te explique, te ayude y te guíe hasta que hayas resuelto el problema y estés mejor. En Sofía queremos ser ese acompañante que conoce a sus Soci@s, sus necesidades y problemas.

Para estar cerca siempre, tenemos un equipo de Sabi@s y un/a doctor/a de cabecera que están al pendiente de cada paciente. Nuestra cercanía es un esfuerzo proactivo y no reactivo, es decir que no queremos ser un seguro que actúa cuando ya pasó tu urgencia, queremos acompañarte en el camino y ayudarte a prevenir lo más que se pueda, impulsándote a tener mejores hábitos.

Completo

En México, 73.5% de la población está afiliada a alguna institución del Sistema de Salud Público ya sea IMSS, ISSSTE, INSABI, o alguna otra. Sin embargo, casi la mitad de ellos decide atenderse en servicios privados y comprar sus medicamentos en farmacias particulares, ya sea por los largos tiempos de espera o porque es más rápido y fácil hacerlo así cuando lo necesitas en lugar de someterte a un proceso largo y no muchas veces eficiente.

Las personas que tienen un seguro privado de gastos médicos tampoco se salvan de gastar de más. En su caso, el seguro casi siempre cubre un gasto médico sólo si éste supera cierta cantidad (el famoso deducible). Por eso, las familias mexicanas gastan el doble en salud que el promedio de los países de la OCDE.

Esta es la principal razón por la que Sofía ofrece un seguro de salud completo. Y cuando decimos completo nos referimos a que cubre atención médica de todos los tamaños: gastos médicos menores, mayores y preventivos desde el primer momento en que lo necesites, para que uses nuestra app si te duele la cabeza o si necesitas una ambulancia, todo en un mismo lugar.

Es a través de estos tres pilares que en Sofía pretendemos convertirnos no solo en la herramienta favorita de las personas para cuidar su salud, sino en un espacio seguro, confiable y funcional.

Aunque ya tenemos un gran camino recorrido, aún hay mucho por hacer. Con esta motivación hay todo un equipo detrás, desde ingenieros hasta diseñadores, que tienen puesto el corazón y toda la energía en un solo objetivo: crear la mejor atención y experiencia siempre para cambiar la forma en que millones de mexicanos cuidan su salud. Sólo así cobrará vida nuestra frase “un seguro hecho con amor en México”.