Conoce los distintos tipos de métodos anticonceptivos

Equipo Editorial Sofía

mayo 27 2020

Muchas veces no nos tomamos el tiempo de conocer todas nuestras opciones cuando se trata temas relacionados con nuestra salud y bienestar; sin embargo, estos temas tienen un gran impacto en nuestros planes a futuro y calidad de vida.

Precisamente por eso, hoy hemos decidido hablarte de los diferentes tipos de métodos anticonceptivos que existen. Toma en cuenta que revisar estas alternativas puede abrirte un mundo nuevo de oportunidades y cambios positivos.

Ahora, si te preguntas qué puede cambiar en tu vida conocer otros tipos de métodos anticonceptivos, la respuesta es: más de lo que crees.

La realidad es que cada opción tiene sus ventajas y desventajas, y mientras para algunas personas, ciertas desventajas pueden ser tolerables, para otras, no lo son. A cada quien lo que le acomoda.

Entonces, ¿quieres profundizar en este tema? ¡No dejes de leer!

¿Qué tipo de métodos anticonceptivos existen?

Más allá de los métodos anticonceptivos tradicionales como el condón y pastillas anticonceptivas, podemos encontrar una gran diversidad de opciones para disfrutar de nuestra vida sexual sin preocuparnos por un embarazo que llegue si planificarse.

Seguro te preguntarás, ¿por qué es importante conocer los distintos tipos de métodos anticonceptivos? Para elegir el que mejor se acomode a nuestras necesidades, estilo de vida y lo que buscamos a futuro.

Cada método anticonceptivo tiene características específicas, por ello, al conocerlos debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • Efectividad
  • Duración
  • Protección contra enfermedades de transmisión sexual
  • Comodidad
  • Efectos secundarios
  • Condiciones de uso.

Considerando esto como referencia, te presentaremos la oferta que existe de tipos de métodos anticonceptivos, así como sus ventajas y desventajas:

Métodos de barrera

Estos métodos tienen como finalidad evitar la entrada de los espermas al útero. Su efectividad depende del método seleccionado, ya que existen algunos más efectivos que otros.

Dentro de los métodos de barrera más destacados están:

  • Condón o preservativo
  • Preservativo femenino
  • Espermicidas
  • Diafragma.

La ventaja de este tipo de anticonceptivos es que tiene pocos efectos secundarios (salvo las alergias, prácticamente son inexistentes), no son permanentes y el preservativo es prácticamente el único que puede evitar infecciones de transmisión sexual.

Este tipo de métodos se recomienda para personas cuya vida sexual es esporádica y/o tienen diversas parejas sexuales.

Métodos hormonales

Estos métodos tienen como base el suministro de hormonas al organismo de las mujeres para impedir que el proceso de fecundación sea exitoso.

Regularmente, estos métodos anticonceptivos son sumamente efectivos si son utilizados adecuadamente y existen distintos tipos, lo que ayudará a adecuarse a las necesidades de cada mujer.

Por ejemplo, el método hormonal más conocido son las píldoras anticonceptivas, las cuales consisten en la ingesta diaria de una pastilla con contenido hormonal.

Sin embargo, existen otros como el parche anticonceptivo que solo requieren ponerlo en alguna parte del cuerpo y sustituirlo mensualmente, así como el implante, que consiste en un dispositivo que se coloca debajo de la piel y tiene una duración de 3 a 5 años.

Este método también ayuda a las mujeres a regularizar sus ciclos menstruales; no obstante, estos métodos no solo cuentan con diversas virtudes, también algunas desventajas.

Los métodos hormonales más conocidos son los siguientes:

  • Píldoras anticonceptivas
  • Parches
  • Implante hormonal
  • Anillo vaginal
  • Anticonceptivo inyectable
  • Dispositivo intrauterino.

El uso de hormonas puede generar efectos secundarios en las mujeres como acné, vello corporal, cambios de humor, náuseas, entre otros.

Hasta el momento, no existen métodos hormonales para hombres, por lo que este tipo de métodos anticonceptivos se recomiendan sobre todo para mujeres con una vida sexual activa y una pareja sexual estable.

Métodos naturales

Estos tipos de métodos anticonceptivos se basan en la observación de síntomas que indican procesos fisiológicos dentro de nuestro cuerpo que permiten tomar acciones para evitar la fecundación.

Entre los más conocidos se encuentra el coito interrumpido, que consiste en extraer el pene de la vagina justo antes del momento de la eyaculación; y el método del calendario, que tiene como base ubicar los días fértiles de la mujer para evitar el contacto sexual durante ese periodo.

Otros métodos naturales anticonceptivos son:

  • Moco cervical
  • Lactancia materna
  • Método de la temperatura.

A pesar de que requieren de un riguroso seguimiento, no protegen de infecciones de transmisión sexual y tienen baja efectividad a comparación del resto; no requieren de fármacos ni procedimientos para funcionar.

Método de emergencia

A pesar de ser un método hormonal, vale la pena darle especial atención al método de emergencia, también llamado píldora del día siguiente.

Este tipo, como se mencionó antes, consiste en la ingesta de una pastilla con una gran carga hormonal y su efectividad varía dependiendo del tiempo de consumo posterior al acto sexual.

No se recomienda su uso regular, ya que la gran cantidad de hormonas que contiene puede tener diversos efectos secundarios como los cambios en el ciclo hormonal, cambios de humor, entre otros.

Se recomienda su uso únicamente en casos de emergencia o especiales, en los cuales se quiere evitar el embarazo y no se contó con otro método anticonceptivo.

Métodos permanentes

Este tipo de métodos, como su nombre lo dice, son irreversibles y por tanto, cuentan con una gran efectividad.

Consisten en dos principalmente:

A pesar de que requieren cierta intervención, se recomienda tanto para hombre como mujeres que ya han tenido hijos y no desean tener más.

Contrario a lo que se piensa, estos procedimientos no tienen ningún impacto en el desempeño sexual y después del proceso de recuperación, prácticamente no notarás la diferencia.

Es fascinante la diversidad de métodos que existen hoy en día y sus características, los cuáles se pueden adaptar a nuestro plan de vida y nos permiten disfrutar de nuestra vida sexual sin descuidar nuestra salud.

La información salva vidas y nos puede ayudar a disfrutar de las diferentes facetas que existen en ella. Esperamos que este artículo te haya ayudado a elegir el mejor método para ti y tus planes para el futuro, aunque recuerda, ante la duda, mejor pregúntale al doctor.

¡Esto es todo! Ahora, queremos conocer tu opinión. Déjanos un comentario y responde: ¿qué te pareció lo que leíste? ¡Nos encantará leerte!

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog