Seguro de salud: ¿por qué es importante contratarlo cuando estás sano?

Equipo Editorial Sofía

junio 2 2020

Cuando buscamos invertir nuestro dinero en algo, lo más común es que vengan a nuestra mente muchas opciones, pero, casi siempre subestimamos u olvidamos que nuestro propio bienestar es algo a lo que debemos apostarle algunos de nuestros ingresos.

Piensa que cuando estamos sanos, no pensamos que en algún momento nos pasará algo; sin embargo, cuando llega una enfermedad, las consecuencias pueden impactar drásticamente nuestra vida.

Precisamente por esto, es importante saber qué es un seguro de salud y cuándo hay que contratarlo. Todo esto lo hablaremos en este post, así que, ¡no dejes de leer!

¿Qué es un seguro de salud?

Un seguro es un acuerdo entre una empresa — la aseguradora — para que esta responda — al asegurado — por los costos asociados a una situación determinada, a cambio de un pago previo. Estas situaciones están previstas de acuerdo al tipo de seguro contratado: contra accidentes, gastos médicos mayores, etc.

El objetivo de un seguro de salud, a diferencia de otro tipo de seguros, no es responder a algún suceso como un accidente, al contrario, su intención es proteger el bienestar de las personas mediante la prevención, el tratamiento y la consulta oportuna de profesionales de la medicina.

Este tipo de seguro cubre las consultas médicas, exámenes, estudios, pruebas, revisiones preventivas, rehabilitaciones y, en algunos casos, medicamentos para el tratamiento de enfermedades.

¿Por qué es importante contratar un seguro?

La dinámica de los seguros consiste en prever situaciones que podrían impactar nuestras finanzas drásticamente a cambio de un pago previo. Es decir, tu pagas una cuota para asegurarte que en caso de que te suceda algo, no tengas que asumir los costos totales o te salga mucho más barato.

¿Por qué es importante contratar un seguro de salud cuando estás sano?

Los seguros de salud no son la excepción al punto anterior. Tú contratas este seguro para que te ofrezca un acompañamiento acerca de tu salud con respecto a enfermedades típicas (también conocidas como "de primer contacto") como gripa, malestar estomacal, dolor de cabeza o accidentes leves como torceduras, entre otros.

Si nos ponemos a pensar en los costos de la salud de hoy, nos daremos cuenta de que, a pesar de que nos pudieran parecer caros de inicio estos seguros, son indispensables para mantener nuestras finanzas sanas, tomando en cuenta:

  • Costo de las consultas médicas con médicos especialistas
  • Costo de exámenes y análisis médicos
  • Costo de rehabilitaciones
  • Costo de algunos medicamentos y tratamientos.

Es por esto que los seguros de salud son tan importantes, ya que evitarán que nuestras finanzas se vean perjudicadas al momento de presentar síntomas de una enfermedad.

Además, contar con un seguro de salud nos trae algunos beneficios:

  • No es necesario estar enfermo o haber sufrido un accidente para hacer válidos ciertos beneficios de tu seguro de salud, por ejemplo, las consultas de primer contacto.
  • En caso de ser necesario, podrás recibir consulta y atención médica con algún especialista.
  • Cobertura amplia de servicios que regularmente no cubren otros servicios como la salud mental y nutricional.
  • Información de valor que te harán llegar a través de campañas preventivas.
  • Atención las 24 horas a través de módulos de consulta telefónica, via video, o en línea.
  • Adaptación a tus posibilidades y presupuestos.

Sin embargo, debemos recordar que los seguros son instrumentos preventivos, por lo tanto, cuentan con cláusulas y condiciones que impiden que se hagan válidos si no se cuenta con cierto tiempo de antigüedad con estos.

Conoce la cobertura de tu seguro

Así como hay distintos tipo de seguro, también estos seguros tienen distintos tipos de cobertura. Existen algunos que tienen una cobertura total y con el simple pago de la prima no tendrás que desembolsar nuevamente.

Asimismo, otros que te piden el pago de un deducible para hacerlo válido o algunos que tienen la funcionalidad de copago, que consiste en dividirse el pago entre la aseguradora y el asegurado, lo que permite contratar una póliza más barata.

Otro detalle a destacar, como mencionamos antes, son las cláusulas. Es importante revisar las letras chiquitas para ver si el seguro que tenemos o que pensamos adquirir es el más adecuado para nuestro estilo de vida.

Algunos detalles que te recomendamos checar son: el tiempo de espera necesario para comenzar a hacerlo válido, las condiciones y métodos necesarios para pedir el pago, los convenios con ciertos médicos u hospitales, enfermedades o lesiones cubiertas en el seguro, entre otros.

Aunque su popularidad no es la mayor, como te podrás dar cuenta, el seguro de salud es un producto que pudiera resultar mucho más atractivo y más útil para la mayoría de las personas que otro tipo de seguros.

Por ejemplo, si eres una persona que realiza deportes constantemente, es más probable que sufras algún tipo de lesión. Si a causa de eso acudes al médico cuando menos 2 o 3 veces al año, sabrás que son gastos que afectan tu economía.

O, por el contrario, si tus hábitos no son los ideales, puedes estar en mayor riesgo de presentar alguna enfermedad en el futuro y tener que afrontar ciertos gastos médicos.

En cambio, si cuentas con un seguro de salud, dichos gastos podrán disminuir y hacerte más llevaderas las lesiones y los costos a ti y a tu familia.

¡No lo dudes y contrata un seguro de salud!

Nuestra salud es una de las cosas más valiosas que tenemos y a pesar de que podemos tomar medidas de prevención para cuidarla, siempre estamos en riesgo de sufrir un accidente o una enfermedad.

Un seguro, como dicen, es una inversión que, idealmente, no se quiere cobrar, pero es indispensable contar con ésta para evitar que un imprevisto pueda cambiar nuestra vida.

Siempre es importante prevenir y no hay mejor inversión que nuestra salud, pero queremos saber qué opinas, ¿qué te pareció el artículo? Escríbenos en un comentario tus opiniones, nos encantará leerlas.

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog