Salud sexual de la mujer:  6 problemas que pueden provocar infertilidad

Edgar Abraham Núñez García

mayo 11 2020

Sabemos que para el ser humano es fundamental llevar una vida sana para alcanzar sus metas, que van más allá del hecho de vivir por muchos años. Un ejemplo claro de esto es la importancia de cuidar la salud sexual de la mujer cuando se planea una etapa tan especial como el embarazo. que implica bienestar físico, sino intelectual, emocional, psicológico y social.

Así mismo, la salud sexual representa el derecho a tener relaciones satisfactorias y seguras, además de contar con un el acceso a un doctor y seguimiento apropiado que permitan a las mujeres tener un embarazo seguro y con mayor posibilidad de tener un hijo sano.

Para entender mejor la importancia de la salud sexual de la mujer, veamos estos 6 problemas que si no son tratados podrían provocar, entre otras cosas, infertilidad.

¡Empecemos!

1. Disfunción sexual femenina

Se trata de un problema sexual que se presenta durante el ciclo de respuesta que el organismo tiene que experimentar en el acto sexual. Se trata de algo bastante común en la población femenina que podría ser causante de infertilidad, principalmente porque no te encuentras satisfecha o cómoda con tu vida sexual.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos, se puede tratar médicamente. Eso sí, también es importante señalar que tener una buena comunicación con la pareja también es fundamental.

2. Endometriosis

Esto sucede cuando el tejido que recubre el interior del útero comienza a crecer en otras áreas además del revestimiento uterino. Se trata de una afección en la salud sexual de la mujer que podría que podría dificultar la posibilidad de quedar embarazada.

En algunos casos puede manifestarse a través de dolor pélvico, sangrado excesivo durante la menstruación o molestias durante el sexo.

Este padecimiento se puede controlar con tratamiento médico a través de píldoras anticonceptivas o con cirugía, dependiendo del caso, lo cual ayudaría a restaurar la anatomía normal del órgano reproductor e incrementar las posibilidades de quedar embarazada.

3. Cáncer de cuello uterino

El virus del papiloma humano es la causa principal del cáncer de cuello uterino. Se trata de un virus de fácil transmisión, responsable de causar la infección de transmisión sexual más común en el mundo, y suele aparecer tanto en hombres como en mujeres jóvenes que se encuentran su mejor momento de fertilidad.

Con el tiempo este virus puede desarrollar cáncer de cuello uterino y los tratamientos médicos existentes causan, algunas veces, infertilidad.

Es por ello que resulta fundamental atender la salud sexual femenina desde el momento que se empieza a tener relaciones sexuales de forma activa.

De esta manera es posible detectar las enfermedades a tiempo, tratarlas de forma temprana y solicitar opciones médicas que te permitan quedar embarazada más adelante.

4. Síndrome de ovario poliquístico

Se trata de un trastorno que los médicos asocian a un desequilibrio hormonal que puede afectar la fertilidad de la mujer.

Muchas mujeres desconocen que esta enfermedad es una causa común de infertilidad y por lo general lo detectan después de insistir varias veces en quedar embarazadas, sin lograrlo.

Este desequilibrio hormonal, caracterizado por niveles elevados de estrógenos, provoca que las mujeres presenten periodos menstruales irregulares, exceso de vello en el cuerpo e incluso que desarrollen obesidad y diabetes.

Es causa de infertilidad debido a que no se puede lograr la ovulación. En ocasiones, se puede observar en el ultrasonido pélvico o endovaginal, pequeños sacos llenos de líquido “quistes” en uno o dos ovarios.

Si estás preocupada por no poder quedar embarazada o consideras que tienes alguno de estos síntomas, debes consultar con tu médico. Las pruebas para identificar este problema comprenden exámenes físicos, análisis de sangre, revisión de niveles de glucosa y ultrasonido.

5. Obesidad

Cuando de embarazo se trata, el peso y la salud nutricional importa.

Seguramente tienes claro que la obesidad incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o problemas en las articulaciones; pero, también es un problema de salud que puede provocar infertilidad tanto en mujeres como en hombres.

Aquí te dejo algunos puntos sobre cómo afecta la obesidad en tu proceso de fertilidad.

  • Hormonas: cuando un organismo para del sobrepeso a la obesidad ocurren cambios hormonales importantes y cuando éstas no se encuentran en sus niveles naturales, las posibilidades de concebir disminuyen.
  • Insulina: si hay un descontrol hormonal puede suceder que el cuerpo se resista a la insulina y esto a la larga podría desarrollar una enfermedad diabética que a su vez alteraría los ciclos menstruales.
  • Disfunción masculina: Los problemas de obesidad también podrían provocar infertilidad en tu pareja. El sobrepeso disminuye la producción de testosterona y por lo tanto se incrementan las posibilidades de sufrir disfunción eréctil.

En cualquier caso, perder peso puede mejorar todos estos diagnósticos que acabamos de mencionar. La clave está en comenzar un camino saludable que te ayuden a incorporar, tanto a ti como a tu pareja, cambios positivos en tu estilo de vida, como una dieta rica en alimentos saludables o una simple rutina de ejercicios.

6. Estrés

La salud emocional también puede tener un impacto importante cuando hablamos de la sexualidad y la fertilidad. El estrés, la depresión o la ansiedad son situaciones que deben ser atendidas porque podrían afectar tus posibilidades de embarazarte.

El estrés, en general es un problema al que no solemos darle la debida importancia. Pensamos que se trata algo superficial y muchas veces pecamos en creer que puede ser algo exagerado, cuando en realidad puede tener una gran influencia en muchas partes de nuestra vida.

Por eso, si estás en la búsqueda de un bebé, asegúrate de que tanto tú como tu pareja se encuentren en un momento emocional estable, que la carga laboral o la situación financiera, por citar dos ejemplos, no sean factores que alteren tu tranquilidad y armonía para que tu organismo reaccione positivamente en la tan esperada búsqueda.

¡Asegúrate de cuidarte bien!

A lo largo de este post hemos visto la importancia de tener una buena salud sexual para el bienestar de las mujeres y sobre todo para prevenir problemas de infertilidad.

Las diferentes etapas de nuestra vida por lo general se asocian a problemas específicos de salud que debemos enfrentar: la menstruación, la fertilidad, los anticonceptivos, los embarazos, las enfermedades de transmisión sexual, algunos problemas crónicos de salud y la menopausia.

Por eso son tan importantes las prácticas seguras en la actividad sexual. Para ello es fundamental informarse bien y sobre todo, acudir a tiempo a tu doctor.

Si te gustó la información que acabas de leer, comparte con nosotros en la sección de comentarios tus dudas o consejos sobre este tema. ¡Nos encanta saber de ti!

Compartir

Edgar Abraham Núñez García

Director Médico en Sofía. Cirugía General.

Suscríbete a nuestro blog