¿Cómo se calcula la prima de un seguro?

Equipo Editorial Sofía

junio 4 2020

En el mundo de los seguros existen algunos aspectos que para muchos pueden parecer misterios. Uno de estos es la prima de un seguro.

Todos, en teoría, sabemos lo básico: un seguro es un contrato por el cual una empresa nos garantiza responder ante los costos económicos que se necesiten cubrir debido a determinadas situaciones a cambio del pago de una cantidad fijada por ellos y de que respetemos sus términos y condiciones. Entendido.

Pero, después llegan las dudas: ¿cómo fijan esa cantidad?, ¿qué influye en determinarla?, ¿pagaré algo más además del monto preestablecido?

A continuación le quitaremos el misterio a este tema y te explicaremos qué es la prima de un seguro, qué elementos implica y cómo se calcula. ¡Sigue leyendo!

Primero, ¿qué es la prima de un seguro?

La prima es la cantidad que debe pagar la persona que contrata un seguro a la aseguradora por comprometerse a cubrir el riesgo y los costos en caso de siniestro. Es decir, es el pago que debes hacer para contratar un seguro.

Estas primas pueden variar de acuerdo a su duración: anuales, plurianuales (varios años) o fraccionarias, que indican que la vigencia del seguro es menor a un año (mensual, trimestral o semestral).

Regularmente las primas de seguro cuentan con diversos esquemas de pago y se dividen de la siguiente manera:

  • Prima única: consiste en un único pago a lo largo de toda la vigencia del contrato de seguro.
  • Prima periódica: esta prima se paga cada cierto tiempo para mantener vigente el seguro. Si se deja de pagar, la cobertura se cancela. El plazo de pago varía: puede ser mensual, trimestral, anual, etc.

¿Cómo se calcula la prima de mi seguro?

Una vez explicado lo anterior, es importante conocer los detalles que influyen en los distintos precios que nos ofrecen las aseguradoras para nuestro seguro. A continuación te los presentamos:

Edad

Esta variable es muy importante para las primas de seguro, ya que influye tanto en la probabilidad de hacer uso del seguro, como en el tipo de enfermedades y riesgos que se pueden correr.

Por ejemplo, es más probable que enferme una persona mayor a una más joven. También, las personas más adultas tienen mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas que impliquen tratamientos extensos.

Sexo de nacimiento

Esta variable de igual manera es importante para el cálculo de la prima ya que, así como la edad, influye en la probabilidad de hacer uso del seguro y en el tipo de enfermedades que se pueden padecer.

Tipo de cobertura

Este elemento es esencial para el costo de la prima de seguro, ya que a mayores coberturas, mayores costos. Existen seguros que ofrecen una garantía básica y otros más costosos que incluyen una cobertura total o muy completa.

Otra cuestión que se incluye en los tipos de cobertura es la dinámica de reacción del seguro. Por ejemplo, si se trata de pólizas mediante reembolso, tienden a considerar una prima más alta, pero tienen la ventaja de que los usuarios pueden dirigirse a cualquier especialista y obtener el reembolso de los gastos.

Copagos

El copago es un pequeño pago extra incluido en la póliza para ciertos servicios o siniestros especificados en la póliza.

Estos pagos disminuyen considerablemente el costo de las pólizas, debido a que mandan la señal a la aseguradora de que, si tienes previsto hacer uso del seguro médico, te implicará un desembolso a ti también. Por tanto, el porcentaje de copago influye también directamente en el precio de la prima del seguro a contratar.

¿Qué más influye en el costo de mi prima de seguro?

Todos los elementos presentados antes influyen en el precio de la prima pura, que es el cálculo del valor del riesgo asegurado en tu póliza.

Sin embargo existen otros tres tipos de primas que incluyen los distintos costos administrativos que están contemplados en la prima final, y que vale la pena que conozcas para evitar confusiones en tus cotizaciones:

  • Prima de neta: es la la prima pura sin los gastos de administración o impuestos
  • Prima total: es el costo final que pagará el asegurado. Incluye la prima neta más los costos de emisión, derecho de póliza, impuestos, accesorios, etc.

Es importante conocer todos los elementos que influyen en el precio de la prima de seguro, no solo para saber qué tan cara o barata puede ser nuestra póliza, sino también para comparar entre la oferta de seguros existentes, lo que te permitirá escoger el producto que más te convenga.

Por ejemplo, regularmente la maternidad es parte de las exclusiones de las pólizas de seguro debido a sus altos costos y a la previsibilidad que tienen. Sin embargo, existen algunos planes que, mediante un pago extra, permiten incluirla. Esto es una oportunidad para las mujeres que planean tener hijos o ampliar su familia en un futuro.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y que hayas podido resolver tus dudas sobre las primas de seguro.

Por último, queremos pedirte tu opinión. ¿Qué te pareció el artículo? Déjanos un comentario en la publicación: nos encantará leerte.

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog