Kit de cuidado personal para la mujer: 7 recomendaciones claves

Equipo Editorial Sofía

noviembre 23 2020

Un buen kit de cuidado personal para la mujer es aquel que en primer lugar protege su salud y que, a la vez, es clave para que se sienta bien con ella misma.

Y es que, como dijo el poeta inglés William Shenstone, “la salud es belleza y la más perfecta salud es la más perfecta belleza”.

Por eso nos interesa decirte qué puedes hacer para que te sientas sana, cómoda y feliz mientras cuidas de ti. Esto es lo que te aconsejamos:

1. Exfolia tu piel de forma regular

Exfoliar la piel de manera frecuente no solo garantiza que siempre estés radiante, rejuvenecida y libre de molestos barros sino que este hábito de cuidado personal también tiene una relación directa con la salud.

Entre otras cosas, elimina células muertas, que al acumularse puedan causar irritaciones y otros problemas o dolores.

Exfoliar la piel activa la circulación y favorece la oxigenación, lo cual ayuda a prevenir entumecimiento en las extremidades, dolores y calambres en manos y pies, varices y uñas quebradizas.

Incluso, una circulación adecuada es clave para evitar o mitigar la pérdida de cabello y la migraña.

2. Aliméntate de forma balanceada

Este punto parece un consejo cliché, pero lo cierto es que, aunque lo repiten constantemente los especialistas, muchas personas siguen sin tomarlo en cuenta.

En México, alrededor del 38% de las mujeres padecen de obesidad y en la mayoría de los casos se debe a una mala alimentación, al contrario de los hombres, que representan el 28% de los casos de obesidad.

En general, en nuestro país la obesidad es considerada una epidemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido al gran porcentaje de la población que ha impactado.

Por ello, resulta especialmente importante que te preocupes por desarrollar buenos hábitos alimenticios.

Al comer saludable no solo mantendrás una silueta esbelta y te sentirás bien con tu físico, sino que evitarás problemas de salud severos, como dolores agudos en las articulaciones y accidentes cardiovasculares.

Una mala alimentación también puede incrementar de manera exponencial los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, desarrollar algún tipo de diabetes.

3. Ejercítate de forma frecuente

Cuando se quiere combatir o prevenir la obesidad y muchos de los males que hemos mencionado, el ejercicio regular es un complemento indispensable de una buena alimentación.

A través de este puedes quemar calorías y grasas que derivan en el incremento de peso y en diversos problemas de salud.

Además, mejora la actividad cardiovascular y tiene grandes resultados estéticos, relacionados con la tonificación y el desarrollo muscular.

Entre las actividades físicas más sugeridas están la caminata y las rutinas con pesas. Si las realizas bajo la supervisión y seguimiento de un entrenador especializado, ¡mejor!

Por otro lado, este tipo de ejercicios ayudan a liberar el estrés, generan relajación y propician el bienestar, lo cual también los hace el aliado ideal para la salud mental de la mujer.

4. Toma suficiente agua

Seguir los mejores principios de cuidado personal para la mujer no es tan complejo y un ejemplo de ello es este consejo fácil de cumplir.

Con tan solo tomar suficiente agua diariamente, puedes aliviar la fatiga, mejorar la digestión, prevenir el estreñimiento, evitar el dolor de cabeza e, incluso, reforzar el sistema inmune.

Hidratarse de forma constante también ayuda a las mujeres a disminuir las posibilidades de sufrir cáncer de colon.

En cuanto a la cantidad de agua que debes beber diariamente, realmente depende de tus características y el ritmo de vida que lleves.

Los estándares generales dicen que lo adecuado es tomar unos 8 vasos al día o alrededor de un par de litros.

5. Remueve el maquillaje todas las noches y lava tu cara

La mujer de hoy, que suele combinar el trabajo con labores del hogar, suele llegar muy cansada al final del día y justo en ese momento descuida su cuidado personal.

Por ejemplo, algunas olvidan quitarse el maquillaje antes de dormir, ¡y eso es un grave error!

No hacerlo significa pasar la noche con una gran cantidad de bacterias en el rostro, acumuladas durante el día, lo que puede ocasionar infecciones, resequedad aguda de la piel y obstrucción de poros.

Por eso es muy importante que todas las noches te desmaquilles y luego te laves muy bien la cara.

Además de cuidar tu salud, este hábito ayudará a que tu piel permanezca en su mejor estado posible y a prevenir los rasgos de envejecimiento a edad temprana.

6. Evita o reduce el consumo de alcohol y tabaco

Ya son muy conocidos los efectos negativos del exceso de alcohol y tabaco en la salud.

En el caso del alcohol, cuando se consume en grandes cantidades o de manera regular puede ocasionar daño de páncreas, hígado o estómago. Además, incrementa los niveles de colesterol malo y triglicéridos.

En cambio, el tabaco es un factor de riesgo de enfermedades pulmonares crónicas y de diferentes tipos de cáncer.

Tomando en cuenta esto, no cabe duda que otro de los hábitos de cuidado personal que necesitas tomar en cuenta es evitar el consumo de estas sustancias o, al menos, hacerlo de forma moderada y ocasional.

7. Acude a revisiones médicas preventivas de manera regular

Aunque todo parezca estar bien en cuanto a salud, no pases un gran tiempo sin acudir a revisiones y consultas médicas.

Por ejemplo, es importante que cada año acudas, al menos, en dos ocasiones a la consulta de ginecología, ya que es una valiosa arma de medicina preventiva. Entre otras cosas, esto ayuda a tratar a tiempo infecciones, muchas de ellas indetectables a simple vista.

Las pruebas sanguíneas y de oftalmología, odontología y otorrinolaringología también son claves para el cuidado personal de la mujer.

¡Eso es todo! Intenta integrar poco a poco estos hábitos a tu rutina diaria, verás que conforme los adoptes te sentirás mucho mejor.


¿Te pareció interesante este artículo? Si tienes alguna duda o inquietud sobre el tema abordado, ¡no dejes de escribirnos en la casilla de comentarios! ¡Te ayudaremos con gusto!

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog