9 ejercicios que puedes hacer en casa

Equipo Editorial Sofía

mayo 19 2020

La situación actual nos ha obligado a replantearnos muchas de nuestras actividades, desde cómo trabajar sin ir a la oficina, buscar algún pasatiempo que no necesita de estar en contacto físico con otras personas e incluso ejercicios para hacer en casa.

Y es que los retos ponen a prueba nuestra capacidad de adaptación, pero sobre todo la creatividad . Podríamos pensar en todas las limitantes que tenemos actualmente, pero si de conservar un buen estado físico se trata, ¡no hay pretextos! Piensa que existen muchas herramientas disponibles en nuestro entorno que podemos aprovechar.

¡No te frustres ni te desesperes! De nada sirve, mejor ponte en acción y, para ayudarte con ello, en este artículo te vamos a platicar sobre 10 opciones para ejercitarte dentro de tu casa. ¡Sigue leyendo y conócelas!

1. Salta la cuerda

Tonificar tu cuerpo, quemar calorías, crear resistencia; sí, todo esto es posible con ayuda de una cuerda.

Además de aumentar la resistencia física, este ejercicio es excelente para incrementar la capacidad pulmonar y estimular la salud de este órgano. 

Puedes hacerlo a tu ritmo o buscar rutinas que te motiven, pero, evita las lesiones; por eso, recuerda que antes de un esfuerzo físico tienes que preparar tu cuerpo con diferentes estiramientos para tus músculos.

2. Usa tu bicicleta estática 

Es momento de desempolvar los aparatos que llevas años usando como perchero.

Lo recomendable es hacer 30 minutos de cardio diarios. Puedes, incluso, hacer esta actividad mientras ves algún capítulo de tu serie. ¡Seguro que así el tiempo se te pasa volando! 

3. Realiza rutinas guiadas

Hay personas que necesitan la motivación externa para hacer ejercicio. Por suerte, existe una gran herramienta que nos permite encontrar todo tipo de información de forma instantánea: Internet. ¡Aprovéchala! 

Busca material que te ayude a activarte. Sin duda, habrá algo que se adapte a tus propósitos y preferencias. Lo mejor es que lo puedes realizar tus rutinas a cualquier hora, sin necesidad de interferir con tus otras actividades. 

4. Baila 

¡Mover el cuerpo un poco, siempre es bueno! Ahora que muchos de los trabajos han pasado a realizarse en casa, debemos crear consciencia sobre la importancia de tener una buena circulación.

Bailar ayuda a mejorar la memoria, la coordinación y sobretodo a reducir el estrés. Si eres bueno, malo, nunca los has hecho, todo eso no importa. 

Basta con poner música durante un rato y dejarse llevar. Como dicen “bailar es soñar con los pies”, así que no hay mejor forma de desconectarse en estos momentos que siguiendo el ritmo de una canción que nos haga felices y nos llene de buena actitud. 

5. Haz pilates 

Si quieres reafirmar tus músculos, pero las rutinas pesadas no son lo tuyo, hacer pilates puede ser la opción. 

Esta actividad no solo tonifica el cuerpo, también es buena para aumentar la flexibilidad, crear resistencia y sobre todo para relajarnos.

¿Qué necesitas? Una pelota para hacer los ejercicios de estiramiento y algunas ligas. Si no las tienes, seguro que por Internet podrás comprarlas. 

En cuanto a los ejercicios puedes buscar unirte a algunas clases en línea o buscar videos en Youtube. ¡Seguro habrá más de algún contenido que pueda ayudarte!

6. Toma clases online

Desde que empezó la cuarentena, muchos expertos en distintas áreas se han encargado de mantener las redes sociales llenas de material útil para sus seguidores, ya sean clases online de ballet, flamenco, bailoterapias, ¡lo que más te guste lo puedes encontrar allí!

Asimismo, se están compartiendo ejercicios sencillos y con rutinas cortas que te ayudarán a mantener la condición y no perder la costumbre.

Existen también muchas academias y gimnasios que están ofreciendo sus servicios por Internet. Sin duda, es un buen momento para mejorar, trabajar e incluso animarnos a incursionar en algo nuevo para retomarlo de forma presencial cuando todo esto pase. 

7. Practica yoga

Los beneficios de esta disciplina son enormes tanto a nivel físico como mental y recuerda que cuidar ambos aspectos es imprescindible en este tipo de situaciones.

Hacer yoga nos ayuda a aumentar nuestra flexibilidad, fortalecer los músculos, quemar calorías, mejorar la respiración, tonificar, entre otros beneficios. Puede ser un práctica muy básica enfocada a la meditación o algo más físico, según sean tus capacidades y gustos. 

¡Ojo! No te fuerces, si nunca lo has hecho antes, busca videos en Internet, tutoriales o clases online que te sirvan de guía.

El primer consejo es que busques posturas que se ajusten a tu nivel, poco a poco podrás notar tus avances, la clave más importante está en la constancia.

Además, hacer yoga te mantendrá menos ansioso y más equilibrado.

8. Crea tu propio gimnasio 

La creatividad es una de las herramientas principales para sobrellevar los días en casa.

Con un poco de ayuda y algunas referencias de Internet podemos crear nuestra propia estación de ejercicio con lo que tenemos disponible. 

Sillas, muebles, envases pesados, pueden ser algunos de los recursos a emplear. ¡Seguro la planeación también será divertida! 

9. Sube las escaleras 

Aunque no parezca la opción más entretenida es una forma eficaz de hacer cardio y resistencia al mismo tiempo. 

No hay nada que un buen playlist no mejore. Puedes alternar tus ejercicios como sentadillas, zancadas o peso muerto para crear una rutina multifuncional.

Utiliza este momento para crear nuevos hábitos que te ayuden a mantenerte en forma y sobretodo a liberar el estrés. 

¡Empieza ahora!

Hacer ejercicio es una actividad ideal para estos días, ya que nos ayuda a mantenernos bien física y mentalmente. También puede ser la solución si has tenido problemas para dormir o altos niveles de ansiedad. 

Como pudiste leer en este artículo, hay muchas alternativas que te ayudarán a cumplir con tus objetivos de una manera amena, que incluso se adapte a tus preferencias y gustos. 

Además es una oportunidad perfecta para unir a los miembros de la casa y generar un espacio de convivencia diferente a los que estamos acostumbrados. 

Recuerda que siempre existe algo bueno que podemos sacar de cualquier situación. 

 ¿Conoces otros ejercicios para hacer en casa? ¿Te ejercitas con alguno de los que mencionamos en este contenido? Cuéntanos en los comentarios ¡queremos saberlo! 

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog