¿Cómo elegir un seguro de gastos médicos o un seguro de salud?

Equipo Editorial Sofía

junio 1 2020

Existen muchas cosas que se deben tomar en cuenta cuando hablamos sobre cómo elegir un seguro de gastos médicos. Por eso, es normal que tengas dudas sobre el tema y que quieras aprender un poco más sobre cómo elegirlo y qué opciones tienes.

Para ayudarte con esto, te explicaremos en este artículo cuáles son los aspectos clave a la hora de seleccionar esta clase de seguros médicos. ¿Te interesa aprender? ¡No dejes de leer!

1. Analiza el deducible

En el mundo de los seguros médicos, el deducible es un concepto elemento que se refiere al valor que se debe pagar antes de que la aseguradora empiece a cubrir tus gastos.

Esto quiere decir que, en la mayoría de los casos, las pólizas de salud se hacen cargo de los gastos una vez que estos superen el monto del deducible.

Por ejemplo, si el deducible es de $20,000, cubrirás tus propios gastos hasta llegar a ese monto y, luego, el seguro se encargará de responder por los gastos adicionales.

Ahora bien, aunque este tema puede parecer muy simple, debes tener en cuenta que muchas empresas ofrecen deducibles muy altos para que el pago mensual que realices para contratarlo sea muy bajo; sin embargo, en caso de que llegues a necesitar atención médica, tendrás que cubrir con tus propios ingresos todos los gastos hasta llegar al monto del deducible

Por eso, te recomendamos que analices muy bien el valor del deducible del seguro que quieras adquirir, evitando aquellos que sean muy altos.

2. Evalúa los porcentajes de coaseguro

Si bien, una vez que llegues a la cantidad del deducible, el seguro se hará cargo de los demás gastos médicos que tengas, eso no quiere decir que no deberás sacar ni un peso más de tu bolsillo.

También existe un concepto llamado coaseguro, que es un porcentaje del costo de un servicio médico que tiene que pagar directamente el titular o beneficiario.

Eso sí, este porcentaje generalmente es muy bajo, pues la póliza se encarga de cubrir casi la totalidad de los gastos luego de que se llegue el deducible.

Por supuesto, cuando analices distintas alternativas de seguro, prioriza aquellos que tengan un menor coaseguro, siempre y cuando su deducible y prima no sea muy elevados.

3. Determina si el periodo de espera es conveniente

Entre las condiciones generales de una póliza de gastos médicos también se encuentra el periodo de espera.

Consiste en el tiempo que debe transcurrir desde la emisión de la póliza hasta el inicio del tratamiento de una enfermedad o un proceso médico determinado para que este sea cubierto.

Por ejemplo, cuando se trata de enfermedades como la diabetes, las pólizas establecen periodos de espera de 6 meses, en muchos casos.

Esto quiere decir que no cubren gastos asociados al tratamiento de esta enfermedad si se presentan antes del cumplimiento de este periodo.

Debido a que, lógicamente, la idea de adquirir un seguro es protegerte ante imprevistos, te sugerimos darle prioridad a aquellas pólizas que no tengan largos tiempos de espera. 

Muchos seguros también incluyen entre sus condiciones periodos de espera para embarazo, maternidad o paternidad, factor que también hay que considerar.

4. Toma en cuenta la amplitud del seguro

Es importante que el seguro que elijas sea amplio y esté adaptado a tus necesidades.

Entre otras cosas, debe incluir revisiones médicas rutinarias, asociadas con la prevención de enfermedades y, en general, tu bienestar.

Por otro lado, un buen seguro, tanto de gastos médicos como de salud, puede ofrecer ayuda con los gastos relacionados con el embarazo y la maternidad.

Aunque no estés pensando en formar una familia en estos momentos, contar con un servicio con estas características y renovarlo anualmente puede resultar de gran ayuda en tu futuro.

Por supuesto, un buen seguro, ya sea de gastos médicos o de salud, cubre también accidentes y enfermedades graves.

5. Evalúa la calidad del servicio en general

Por último, además de valorar todos estos aspectos elementales de los contratos y acuerdos de seguros de gastos médicos y de salud, es importante que analices la calidad del servicio en líneas generales.

Un buen seguro ofrece educación y seguimiento y asesoramiento continuo.

Incluso, existen alternativas 100% digitales que no requieren intermediarios, como los famosos agentes o brokers y que te permiten evitar la modesta burocracia de los seguros antiguos.

De esta manera podrás acceder a servicios médicos, tanto preventivos como de otras índoles, de manera sencilla, flexible y, sobre todo, ágil

Además, garantizarás que el esfuerzo económico que hagas por adquirir un seguro sea realmente útil, valioso y rentable.

¡Ya sabes cómo elegir un seguro de gastos médicos y un seguro de salud!

¡Muy bien! Si nos acompañaste hasta este punto del texto, ya conoces 5 de los criterios fundamentales sobre cómo elegir un seguro de gastos médicos o un seguro de salud. Ahora, ya tienes toda la información necesaria para identificar a aquellos que son mejores opciones para ti.

Sin duda, adquirir este tipo de pólizas es una muy buena idea y, en vez de un lujo, se trata de una necesidad. Eso sí, estos son favorables siempre y cuando analices muy bien las condiciones del seguro y selecciones uno adaptada a tus necesidades y tu bolsillo.

¿Te parece útil la información que te compartimos en este artículo? Si necesitas más consejos sobre cómo elegir un seguro de salud o, simplemente, deseas compartir tu punto de vista o experiencia sobre estas pólizas, ¡déjanos un comentario!

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro blog