Ácido fólico: ¿qué es y cuál es su importancia en el embarazo?

Equipo Editorial Sofía

abril 1 2020

Una de las etapas más emocionantes en la vida de muchas personas es la planificación y llegada de un bebé; ver como hemos sido capaces de crear una vida, una persona que ve, oye, escucha y siente, sin duda debe ser algo mágico; sin embargo, para lograr que todo esto sea una realidad, que tu bebé esté sano y que tu embarazo sea un éxito, es importante que te apoyes con un suplemento como el ácido fólico.

Este complemento es de vital importancia en las primeras semanas del embarazo, ya que ayuda a la correcta formación del ácido desoxirribonucleico (ADN). Además, puede prevenir los abortos espontáneos y también sirve para disminuir las posibilidades de que tu bebé padezca alguna de las enfermedades del tubo neural.

Eso sí, para que puedas disfrutar de todos los beneficios de este suplemento, es importante que conozcas qué es, cómo tomarlo, entre otras cosas.

Hoy queremos ayudarte a aprender sobre todos estos temas a través de este contenido. Si estás pensando en tener un bebé próximamente, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico, conocido como "folato", es una vitamina de tipo B (B9), que en estado natural se encuentra en vegetales verdes como el brócoli y espinacas, y también está presente en frijoles, chícharos y en los frutos cítricos.

En algunos países, la mayoría de los cereales y harinas están fortificados con folatos. Esto es con el objetivo de que las personas consuman ácido fólico diariamente.

Además se consiguen en suplementos alimenticios —como pastillas— que contienen la cantidad diaria necesaria de ácido fólico.

¿Cuándo las embarazadas deben tomar ácido fólico?

Para que el bebé se desarrolle adecuadamente, y se eviten problemas durante el embarazo, es vital que se cuente con una planificación; esto no significa que si no lo programas es probable que algo malo suceda, sino que al hacerlo podrás llevar el control adecuado y, tomar las precauciones y medidas necesarias.

Desde el día en el que decidas tener un hijo, deberás comenzar a tomar ácido fólico. Es recomendable que lo hagas de dos a tres meses antes del embarazo y que mantengas el consumo durante éste y, en algunos casos, durante el posparto y la lactancia materna.

Sin embargo, es importante recalcar que, muy comúnmente, los embarazos no son planeados, por lo que toda mujer que pudiera llegar a quedar embarazada debe asegurarse de tomar suficiente ácido fólico, principalmente porque las deformaciones ocurren los primeros 28 días del embarazo, es decir, antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Ten en cuenta que debes consultar a tu médico respecto a cuándo y en qué cantidad debes tomar esta vitamina B9.

¿Qué beneficios tiene el ácido fólico antes y durante el embarazo?

Tomar ácido fólico antes el embarazo ayuda a la adecuada formación del bebé y permite prevenir diversas enfermedades como:

  • el labio leporino;
  • defectos en el tubo neural;
  • malformaciones de la columna vertebral (espina bífida);
  • defectos de nacimiento en el cerebro (amencefalia).

Además, la vitamina B9 interviene en la síntesis del ADN y ARN, el cual es el lugar en el que se encuentra la información genética de las células. Por lo tanto, el ácido fólico desempeña un papel importante en la producción constante de células nuevas y sanas y, ayudan a la formación de tejidos.

Por otro lado, el consumo de folatos ayuda a reducir la probabilidad de tener anemia en las mujeres. Y, también, ayuda a la prevención de abortos espontáneos y nacimientos prematuros.

Sin embargo, no tomar ácido fólico antes y durante el embarazo no significa que tu bebé padecerá estas enfermedades sino que podrías exponerlo a un mayor riesgo de padecer cualquiera de los problemas de salud que ayuda a prevenir la vitamina B9.

Es cierto que hay mujeres que no han tomado ácido fólico durante el embarazo y no han tenido problemas, pero como puedes observar, no es lo recomendable.

¿Sólo pueden tomar ácido fólico las mujeres embarazadas?

El consumo de folatos no está destinado solamente para mujeres que planean tener un bebé o están embarazadas, este suplemento es algo que todas las personas en edad reproductiva deberían consumir diariamente.

Dentro de los aportes que tiene en las personas, están:

  • estimular la regeneración de tejidos y la actividad celular;
  • ayudar a la generación de ácidos digestivos;
  • aumentar el apetito;
  • prevenir anemia, ya que ayuda a la producción de glóbulos rojos;
  • contribuir a la descomposición, uso y generación de proteínas útiles para el organismo;
  • aportar a la buena producción del ADN, compuesto responsable de transportar el material genético de las personas.

Es importante recalcar que los hombres también deben consumir ácido fólico, principalmente si planean tener un bebé. Esto se debe a que este suplemento permite que los espermatozoides transmitan la información genética al óvulo adecuadamente.

¿Qué pasa si yo no consumo ácido fólico?

Si no estás en etapa de embarazo o pensando en tener pronto un hijo, de igual forma puedes tener un déficit del ácido fólico y es posible que experimentes algunos síntomas, tales como:

  • Diarreas;
  • anemias;
  • problemas de crecimiento (en niños);
  • problemas cognitivos;
  • dolores corporales;
  • piel pálida;
  • problemas mestruales;
  • falta de aliento al realizar actividades deportivas;
  • fatiga e irritabilidad;
  • úlceras en la boca;
  • entre otros.

Conclusión

Es un hecho que el ácido fólico es importante para el desarrollo de los bebés y, además, aporta grandes beneficios para la salud en general.

Por eso, es ideal que se ingiera de acuerdo a las recomendaciones de tu médico tratante, sin embargo, no te preocupes si en algún momento ingieres más de lo recomendado ¡no hay reacciones adversas!

Por otro lado, ten en cuenta que el ácido fólico por sí solo en el embarazo no lo es todo, también es indispensable que controles tu alimentación, evites el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas y, hagas ejercicio frecuentemente.

¿Tienes alguna duda o comentario respecto al ácido fólico? Déjanos un comentario abajo. ¡Estamos para ayudarte!

Compartir

Equipo Editorial Sofía

Queremos cambiar la manera en la que cuidas tu salud.

Suscríbete a nuestro Blog